Ya están en Sierra Leona

Alba y Soledad, del Programa “Jóvenes Cooperantes Extremeñ@s”, ya están en Sierra Leona.

Allí participarán en el proyecto “Apoyo a la protección de menores en riesgo en las calles de Freetown”, junto a los Salesianos que, en menos de 20 meses, gracias al programa de Don Bosco Fambul, han conseguido que más de 125 menores y adolescentes abandonen la prostitución en las calles de Sierra Leona y empiecen una nueva vida con un futuro esperanzador gracias a la educación.

La Fundación Atabal apoya el trabajo que realizan los Salesianos de Don Bosco Fambul, través de una subvención concedida por la Agencia Extremeña de Cooperación (en su convocatoria de 2016), la empresa Tubasa de Badajoz, el arzobispado de Merida-Badajoz, el colegio de Farmacéuticos de Badajoz y particulares.

El autobús, donado por la empresa Tubasa (de Badajoz), reconvertido en Unidad Móvil (acondicionado como transporte, aula, enfermería y comedor), varias veces por semana recorre diferentes zonas de la ciudad para que las chicas que se ven obligadas a ejercer la prostitución para poder comer puedan someterse a revisiones médicas, recibir información sobre los riesgos de su actividad, compartir un tiempo de ocio junto a otras chicas como ellas y recibir un plato de comida caliente.

Al final de las actividades, reciben la invitación de los trabajadores sociales y de los Salesianos de unirse al programa ‘Girls Os+’, que las llevará a recibir educación, curarse de sus enfermedades y reintegrarse con sus familias después de haber aprendido un oficio, lejos de los peligros de las calles de Freetown

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.